Se ha producido un error en este gadget.
Las canciones. Que razón llevan a veces! Y es que... por algo la gran mayoría son de amor. Si hay algo que me consuela es que no soy yo la única que llora como una imbécil por amor. Muchas veces no fui capaz de escuchar una canción hasta el final porque el alma se me desgarraba en mil pedacitos. Y como dice esta canción: esto, desgraciadamente no es un cuento de hadas, ni yo soy una princesa. Mi príncipe... pasó de largo montado en su caballo blanco cuando me vio. Desgraciadamente, cuando lo conocí... Él ya tenía a una princesa a la que cargaba en sus brazos por las ecaleras y yo fui sino un sapito que se cruzó en su camino. Nunca he tenido una oportunidad y nunca la tendré. Y aquí estoy, con un par de lágrimas temerosas que se asoman por mis ojos, escuchando esta canción una y otra vez....

1 comentario:

  1. si dices que fuiste un "sapito"has sido el mas bonito animalito o.o principe? por que hablas de principes y princesas? si puedes hablar de un amor bonito, contruye tu propia utopia asi sera mas placentero cuando llegue el amor de tu verdadera vida y recuerda una mujer completa no necesita media naranja y de ningun otro color (lol) by: lady johanna - colombia

    ResponderEliminar