Se ha producido un error en este gadget.

Hay dias que me gusta mirarlo sin mas sin moverme, clavando mis pupilas en él y al rato darme cuenta de que tengo una de las mayores sonrisas que he tenido jamás en mi boca, aunque claro está que las demás sonrisas de este tamaño son debidas a él.
Otros dias en cambio puedo echarme a llorar asi porque si solo por el echo de llevar un rato sin oir su voz, sin saber nada de él, por echarlo de menos mas de la cuenta... algunas veces ni se el motivo pero en esos momentos se que lo necesito y con todo esto.. sabes de que me doy cuenta? De que soy completamente dependiente de él.

2 comentarios: